El atraco corporativo del billón de dólares

A los líderes del G8:

Como ciudadanos preocupados por las acciones de aquellas compañías y criminales que esconden la riqueza fuera de nuestro alcance, les pedimos que acuerden y apliquen medidas contundentes y vinculantes para combatir la evasión fiscal. Deben incluir maneras de identificar e intercambiar información sobre todas las fuentes de riqueza, y un registro público que refleje quien ostenta la propiedad y controla realmente cada compañía. Este es un paso crucial a la hora de financiar soluciones eficaces frente a los desafíos sociales y medioambientales que enfrentamos actualmente.
 
¿Ya eres miembro de Avaaz?

Escribe tu dirección de email y presiona "Envía".
¿Tu primera vez en el sitio?

Completa el siguiente formulario.
Avaaz.org protegerá tu privacidad, y te mantendrá informado sobre ésta y otras campañas.

Publicado: 6 Junio 2013
En pocos días, gobiernos de todo el mundo discutirán si tapan el agujero de un billón de dólares generado por la evasión de impuestos de las grandes compañías -- ¡y así poder recaudar suficiente dinero como para acabar con la pobreza, duplicar las inversiones en energías limpias y escolarizar a cada niño del planeta! La mayoría de los países quiere que las multinacionales paguen sus impuestos, pero EE.UU y Canadá no quieren mojarse. Para lograr un acuerdo, necesitamos que estos gobiernos sientan la presión pública.

Un billón de dólares es más de lo que supone el gasto total mundial en armamento, y es más grande que los presupuestos de 176 países. Repartido equitativamente, estaríamos hablando de unos 1.000 dólares por cada familia del planeta. Y aunque parezca imposible de creer, es el monto que anualmente evaden las compañías más grandes del mundo en impuestos.

No debería existir ni una duda al respecto. En un momento de dolorosísimos recortes y máximo endeudamiento, basta con que las empresas paguen lo que deben para que nuestras finanzas públicas recuperen su brío. Pero poderosas compañías de EE.UU. están presionando con toda sus fuerzas para proteger sus tramposas prácticas. Una masiva campaña ciudadana ayudará a aislar a Obama y Harper, y forzarles a rendir cuentas, en un momento en el que podrían ceder a la tentación de alinearse con los corruptos y bloquear este gigantesco avance para el planeta. Cuando reunamos un millón de voces, entregaremos nuestro mensaje a los líderes y a los medios en plenas negociaciones. Firma ya.

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: