Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK

Antes de que Monsanto descorche el champán

A todos los gobiernos que participan en las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico:

Como ciudadanos comprometidos con las causas globales, les instamos a tramitar las negociaciones del TPP de forma responsable y transparente, y a rechazar cualquier merma del poder gubernamental que impida legislar en favor de los ciudadanos. El TPP constituye una amenaza para la democracia que socava la soberanía de los países, los derechos de los trabajadores, la protección del medioambiente y la libertad de Internet. Les pedimos que rechacen esta invasión corporativa.

¿Ya eres miembro de Avaaz?

Escribe tu dirección de email y presiona "Envía".
¿Tu primera vez en el sitio?

Completa el siguiente formulario.
Añade tu teléfono si quieres saber de nosotros por teléfono o mensaje de texto.
Al participar, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Publicado: 6 Diciembre 2013
Monsanto está a punto de celebrar su gran golpe maestro, pero tenemos hasta el fin de semana para detenerlo.

El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) consiste en un pacto ultra secreto y de altísimo alcance entre 12 países clave que otorgará a las grandes corporaciones un poder sin precedentes. Bajo este acuerdo, las compañías podrán usar un nuevo tipo de tribunales globales para demandar a nuestros gobiernos cuando emitan leyes que nos protejan pero que puedan hacer peligrar sus beneficios empresariales. El tratado toca todos los ámbitos imaginables, desde el etiquetado de los alimentos transgénicos hasta nuestro derecho a un Internet libre. Wikileaks ha filtrado la historia y, aunque la oposición ciudadana a este acuerdo crece cada día, los gobiernos se están apresurando para dejarlo sellado en 48 horas.

Toda esta maquinación es una locura, pero aún podemos evitar el pacto -- 3 países están dudando y, si se retiran ahora, el acuerdo entero podría venirse abajo. Si los líderes de Chile, Nueva Zelanda y Australia reciben un aluvión de apoyo público que les pida que den la cara por los ciudadanos, podemos hacer que esta invasión corporativa salte por los aires antes de que Monsanto descorche el champán de la victoria. Firma ahora y comparte la campaña con todos tus conocidos:

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: