Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
NO a la Megaminería en Uruguay

NO a la Megaminería en Uruguay

2,720 han firmado. Lleguemos a   5,000
2,720 Firmantes

Cerrar

Completa tu firma

,
Al participar, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.
Esta petición ha sido creada por Laura S. y no necesariamente representa la opinión de la comunidad de Avaaz
Laura S.
creó esta petición para
José Mujica,
Cámara de Senadores,
Cámara de Diputados
En Uruguay existe un proyecto de Minería a cielo abierto que involucra los departamentos de Cerro Largo, Durazno, Florida, Lavalleja, Rivera, Rocha y Treinta y Tres.
La Minera Aratirí cavaría inmensos huecos en el corazón del país ocasionando una alteración permanente y definitiva del paisaje, la red de drenaje y el ecosistema, dada la imposibilidad de devolver a la zona su estructuración inicial. Esta alteración trae consecuencias ecológicas, sociales y económicas dramáticas.
Entre los impactos que determinará la explotación minera, se mencionan los siguientes:
a) la devastación de grandes superficies del territorio nacional;
b) serios deterioros en la cantidad y calidad de las aguas superficiales y subterráneas;
c) la destrucción de la flora y el desplazamiento de la fauna;
d) contaminación atmosférica y cambios en el microclima;
e) la destrucción del entorno y paisaje rural y costero oceánico;
f) la alteración de la estructura de la costa por la construcción del puerto oceánico.
El gobierno y la oposición parecen haberse puesto de acuerdo en seguir adelante con el proyecto sin contemplar el riesgo ambiental que éste implica.
Firma la petición y ayuda a generar la suficiente presión pública que obligue al Presidente a detener el proyecto y así preservar nuestras tierras fértiles y reservas de agua dulce.