Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
Pide explicaciones al Corte Inglés

Pide explicaciones al Corte Inglés

17 han firmado. Lleguemos a   100
17 Firmantes

Cerrar

Completa tu firma

,
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.
Esta petición ha sido creada por Eduardo Rodríguez P. y no necesariamente representa la opinión de la comunidad de Avaaz
Eduardo Rodríguez P.
creó esta petición para
Isidoro Álvarez, Presidente del Corte Inglés
Leo con asombro la noticia de que la Junta General de Accionistas de su compañía ha nombrado consejero director general de El Corte Inglés a su sobrino Dimas Roberto Gimeno Álvarez, quien figuró en las listas de Falange Española Independiente (FEI) hasta en tres elecciones diferentes, y con perplejidad la respuesta del departamento de comunicación de los grandes almacenes, primero negando los hechos y luego diciendo que le habían incluido en las listas sin su consentimiento, lo cual es deliberadamente falso.
El director general de un grupo de este tipo, que trabaja cara al público, no tiene la obligación de ser demócrata pero sí de parecerlo, más aun cuando El Corte Inglés está adherido al Pacto Mundial de Naciones Unidas, lo que supone asumir como propios los principios de respeto a los derechos humanos, laborales y medioambientales que integran este código ético internacional.
¿Qué ocurriría si el presidente de Galeries Lafayette fuera candidato del partido de Le Pen? ¿O si el director general de Ikea apareciese en las listas de la ultraderecha sueca?
Por todo lo anteriormente expuesto, le ruego que me excluya de su base de datos de clientes hasta que sean capaces de dar una respuesta convincente y razonada sobre la relación de uno de sus más altos dirigentes con un partido ultraderechista.
Atentamente