Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
Prohíban en España la extracción de gas mediante el método de fractura hidraúlica

Prohíban en España la extracción de gas mediante el método de fractura hidraúlica

14,893 han firmado. Lleguemos a   20,000
14,893 Firmantes

Cerrar

Completa tu firma

,
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.
Esta petición ha sido creada por Jorge Redondo G. y no necesariamente representa la opinión de la comunidad de Avaaz
Jorge Redondo G.
creó esta petición para
Ministerio de Medio Ambiente y medio rural y marino,
Ministerio Industria, Energía y Turismo
El "fracking" o fracturamiento hidráulico, es un método de extracción que utiliza una mezcla de agua, arena y sustancias químicas inyectadas a alta presión para romper la roca densa y liberar el petróleo y el gas atrapado.

Esta técnica se ha utilizado ampliamente en Estados Unidos para extraer gas natural y se han documentado numerosas pruebas sobre las graves consecuencias que acarrea para los acuíferos y las cuencas de los ríos. Los terribles efectos pueden verse de en el laureado documental Gasland del director Josh Fox. Más info:
http://www.fracturahidraulicano.info/

Estas graves consecuencias han llevado a que esta práctica se haya prohibido ya en países como Francia. Recientemente empresas estadounidenses están firmando acuerdos y solicitando permisos para realizar prospecciones en zonas rurales del País Vasco, Cantabria, Palencia, Burgos y La Rioja. Todo esto pone en serio peligro los acuíferos, la red fluvial de la zona, la salud de los habitantes, las explotaciones agrícolas y ganaderas y la fauna y flora de los terrenos afectados.

No queremos gastar millones de litros de nuestra preciada agua, ni asumir la contaminación y los desechos generados. No queremos que cientos de hectáreas de nuestro más preciado suelo se conviertan en pozos de extracción y depositos. Todo para que se lucren organizaciones sin escrúpulos, políticos y especuladores.