Continuando, aceptas la Política de Privacidad de Avaaz, que explica cómo pueden usarse tus datos y cómo los protegeremos.
Entendido
Usamos las cookies para analizar como los visitantes utilizan esta página y ayudarnos a ofrecer la mejor experiencia posible. Mira nuestra Política de Cookies.
OK
Estamos con Filipinas

Estamos con Filipinas

748,509 han firmado. Lleguemos a   1,000,000
748,509 Firmantes

Cerrar

Completa tu firma

,
Continuando, das tu consentimiento a recibir los correos de Avaaz. Nuestra Política de Privacidad protegerá tus datos y te explicará cómo pueden ser usados. Puedes darte de baja en cualquier momento.
Juan L.
creó esta petición para
The negotiators
Queridos amigos y amigas de Avaaz,

El super-tifón Haiyan tocó tierra el fin de semana pasado en la ciudad donde vive mi familia. La devastación es tan abrumadora que me cuesta encontrar las palabras para describir cómo me siento respecto a las pérdidas y daños que hemos sufrido por ello.

Pasé dos días en vilo por el destino que habrían sufrido mis familiares. Pero cuando finalmente localicé a mi hermano, me llenó de renovada fuerza y gran alivio. Él sobrevivió a la arremetida del tifón y durante los últimos días ha estado ayudando a recoger cadáveres. Está hambriento y agotado, pues los suministros de alimentos tienen dificultades para llegar a las zonas más afectadas.

Pero más allá del reto humanitario colosal que tenemos por delante, debemos tener el valor de enfrentarnos a la verdad: la super-tormenta no fue otro desastre natural más, sino que se hizo más fuerte y más mortal debido al cambio climático causado por los humanos. Durante demasiado tiempo, aquellos países con mayor capacidad de acción y también con mayor responsabilidad por el problema se han desentendido de su obligación de reducir la contaminación, tal como exige la ciencia. Esto ha afianzado el cambio climático y podría ser causante de aún peores catástrofes por venir.

Así que he dado un paso inaudito como funcionario público – he sobrepasado los protocolos habituales para lanzar una petición en Avaaz. Estoy apelando a los miembros de Avaaz para que se solidaricen con el pueblo de Filipinas y las demás víctimas del cambio climático por todo el planeta. La unión de nuestras voces ahora puede impulsar a los gobiernos reunidos en la cumbre climática de la ONU para que incrementen los controles de contaminación y ayuden a los países más pobres con ayudas y financiación.

La pregunta que determinará nuestra supervivencia es: ¿estará la Humanidad a la altura de estas catástrofes? Yo creo que es posible. Firma esta petición hoy y pásasela a todos, y yo la entregaré personalmente en la cumbre.

Yeb Sano, Comisionado Climático por Filipinas y el negociador principal de su gobierno en la cumbre sobre el clima en Varsovia