La comunidad global en línea más grande y efectiva en generar cambio social

Salvemos el Yasuní

Salvemos el Yasuní
  
  

 


Por qué es importante

El Parque Nacional Yasuní es un parque nacional ecuatoriano que se extiende sobre un área de 9820 kilómetros cuadrados en las provincias de Pastaza, y Orellana entre el río Napo y el río Curaray en plena cuenca amazónica a unos 250 kilómetros al sureste de Quito. Se sitúa en áreas de las subcuencas de los ríos Tiputini, Yasuní, Nashiño, Cononaco y Curaray, tributarios del río Napo, quien a la vez desemboca en el Amazonas.
El parque, fundamentalmente selvático, fue designado por la Unesco en 1989 como una reserva de la biosfera y es parte del territorio donde se encuentra ubicado el pueblo Huaorani. Dos facciones huao, los tagaeri y taromenane, son grupos no contactados.
Yasuní es una de las zonas de la Tierra más biodiversas, los estudios hablan de 150 especies de anfibios, 121 de reptiles, 598 especies de aves, entre 169 (confirmadas) y 204 (estimadas) de mamíferos, y en flora se han identificado 2113 especies y se estima que existirían alrededor de 3100 cuadrados. Este parque cuenta con más especies de animales por hectárea que toda Europa junta.

La Iniciativa Yasuní-ITT fue una propuesta surgida de grupos ecologistas y tomada por el gobierno de Rafael Correa en 2007, para condicionar la continuidad de la Zona Intangible, parcial o total, frente a la posibilidad de que el Estado ecuatoriano permita la extracción de petróleo que se encuentra en la zona norte del Parque. Se basó en que los países desarrollados paguen a Ecuador cada año para mantener ese territorio sin explotación petrolera. Finalmente en 2013 el Estado ecuatoriano canceló la campaña y anunció que un 0.1% del parque nacional-zona intangible se usará para la extracción petrolera responsable,es decir unas 200 hectáreas con el fin de erradicar la pobreza y las condiciones indigentes en las que se encuentran las personas en la Amazonía, generando mas de 18 mil millones de dólares para este fin.

Existen problemas financieros detrás de todo esto, en cuanto a los resultados obtenidos por la explotación "moderada" que se le daba al sector. Pero esta petición no involucra temas económicos, políticos ni sociales. Es un tema de derechos humanos, un tema de vida.

El problema es que los indígenas que habitan el lugar, no son indigentes, tienen una forma distinta de vida natural. Además, solicitan ayuda para que no los sigan despojando de sus tierras y de sus riquezas (que han preservado desde hace muchos años atrás, lo cual es un gran apoyo para el medio ambiente del Ecuador y países cercanos).
No tenemos contacto frecuente con estas personas, pero son parte de nuestro país y como hermanos debemos transmitirles nuestro apoyo de manera digna y leal, como lo harían ellos si se tratara de defendernos.

Publicado Agosto 16, 2013
Denunciar esto como inapropiado
Hacer clic para copiar: