La comunidad global en línea más grande y efectiva en generar cambio social

Cómo Funcionan Nuestras Peticiones

Guía para lanzar una petición exitosa


COMIENZA CON UNA BUENA IDEA

Todas las buenas peticiones comienzan con una buena idea. ¿Qué te gustaría cambiar?¿Sobre qué asunto podrías influir si contaras con suficiente apoyo para lograrlo?

CONFÍA EN TU INTUICIÓN

Tus experiencias, tus emociones y tu intuición son mucho más importantes de lo que crees. Si sientes que algo es injusto y que hay que emprender acciones para cambiarlo, es muy probable que otras personas piensen igual que tú.

CREA UNA PETICIÓN EN 3 PASOS

Transformar una idea en una petición que lleve a la acción es muy simple, siguiendo los tres pasos de las Peticiones de la Comunidad de Avaaz. Estos son los pasos:
Comienza: Incluye la información básica de tu campaña –- qué quieres lograr, a quién se lo estás pidiendo, y por qué.
Publica: Comprueba que todo está en orden y previsualiza tu petición. Modifica todo lo que quieras cambiar, y publícala en línea para que todo el mundo la vea y la firme.
Difunde: ¡Listo! Ahora corre la voz con todo el mundo porque tu petición no se firmará sola.¡Anima a otros a hacerlo!

¿Quieres empezar el proceso? Haz clic aquí para crear tu petición en unos pocos minutos.
https://www.avaaz.org/es/petition/start_a_petition/?how_to

PROMUEVE TU PETICIÓN

Una vez que hayas creado tu petición, debes empezar la carrera para recoger firmas.
Haz clic aquí para leer algunos consejos clave:
https://www.avaaz.org/es/petition/how_to_promote_your_petition/?how_to

ENTREGA TU PETICIÓN

Cuando ya estés listo para entregarle tu petición al destinatario, asegúrate que cause el mayor impacto posible. La opción más sencilla es enviarle una carta por email, explicándole en qué consiste la petición, incluyendo una lista con las firmas. Después, hazle un seguimiento a esa carta por correo electrónico o por teléfono. Pero no le pongas freno a tu creatividad -- ¡No hay límites a lo que puedes hacer con tu petición! También puedes entregar las firmas y la petición mano a mano, acordar un encuentro personal, o incluso organizar un evento público para llamar la atención del destinatario y de los medios de comunicación.

NO TE DETENGAS

Enviarle tu petición al destinatario puede ser suficiente para ganar la batalla, pero esto no siempre es así. En algunos casos, no es sino la primera etapa de una campaña más amplia. Piensa en tu problema y ponte en los zapatos de tu destinatario -- ¿Qué te convencería para actuar si estuvieras en su lugar? Tal vez eso significa entregar la petición de una forma más grande, más directa, y más impactante. O quizás debas reunir más firmas para aumentar el respaldo al punto que quieres probar. A lo mejor, tu destinatario reaccionaría más si el asunto de tu campaña llega a los medios de comunicación y logras que algún periodista publique una historia al respecto.