Democracia vs austeridad

A los líderes de la Unión Europea:

Como ciudadanos preocupados por el impacto de la crisis económica, les pedimos que tomen medidas para calmar el pánico en los mercados mediante políticas económicas serias, y no poniendo en peligro nuestros derechos democráticos a decidir políticas dirigidas a proteger nuestros trabajos y nuestro acceso a los servicios esenciales. La historia nos muestra que la austeridad por sí sola no es capaz de rescatar a las economías de la recesión. Tenemos que demostrar coraje e invertir en un futuro próspero para Europa y para el mundo estimulando la economía a través del gasto público.
 
¿Ya eres miembro de Avaaz?

Escribe tu dirección de email y presiona "Envía".
¿Tu primera vez en el sitio?

Completa el siguiente formulario.
Avaaz.org protegerá tu privacidad, y te mantendrá informado sobre ésta y otras campañas.

Publicado: 8 Diciembre 2011
En las próximas horas, nuestros dirigentes podrían dejar pasar un temible plan ideado por Merkel y Sarkozy que podría eliminar nuestro derecho a seguir políticas económicas adecuadas. Pero juntos podemos impedir que nuestros gobiernos sigan arruinando nuestras democracias y nuestros empleos.

Atemorizados por los grandes bancos, los gobiernos de la Unión Europea quieren reformar nuestras constituciones nacionales y de los tratados de la UE para limitar de manera permanente la posibilidad de utilizar el gasto público como herramienta económica esencial. Es de locos: en la década de los 1930s fue precisamente el gasto público lo que permitió a Europa y a los Estados Unidos escapar de la Gran Depresión. Lo que necesita Europa es endurecer la regulación del sector bancario, en vez de atar las manos de nuestros gobiernos con tal de satisfacer a los banqueros.

Vivimos en una sociedad democrática, por lo que nuestros dirigentes no deberían dar su consentimiento a este plan así sin más. Es necesario que decisiones de tal calado obtengan la aprobación de la ciudadanía y de nuestros Parlamentos. Disponemos de una horas para intentar salvar nuestras democracias frente a este nuevo ataque. Si generamos hoy un llamamiento gigantesco podremos persuadir a nuestros dirigentes a respetar nuestros derechos democráticos, regular a los bancos, rechazar este nivel de austeridad, e invertir en nuestro futuro. Al alcanzar las 100,000 firmas haremos entrega de nuestro mensaje a los líderes europeos y a los medios de comunicación durante la reunión clave en Bruselas mañana. Firma ahora y comparte este mensaje con todo el mundo.

Cuéntaselo a tus amigos

Copia el enlace de esta campaña a IM, Skype o publícala: